Erase una vez…momentos

Hola chic@s,
Hoy os traigo otro de los post de Erase una vez…sobre mi boda, mi cuento, uno de los días más felices de mi vida.
Hoy os quiero hablar de esos momentos previos a la ceremonia. Yo decidí vestirme la finca donde nos casábamos, por su encanto, por sus preciosas habitaciones  y porque sabía que las fotos que tendría serían preciosas. Mis padres, hermana, sobrino y amigas, estuvieron allí para acompañarme. Para mí era muy importante que todos ellos formasen parte de ese momento, de esas horas previas antes de dar el sí quiero.
 Mi hermana, estuvo conmigo todo el día, desde el desayuno, peluquería, maquillaje…no se separó de mí e inmortalizó cada momento. En el último momento se fue y compró una botella de Moët rosa que nos encantó a todas y que sabía que me hacía mucha ilusión. En seguida llegó a la finca mi super amiga Diana, siempre a mi lado a pesar de la distancia. Y mi maquilladora particular Natalia, siempre con la brocha y preocupada de que estuviese perfecta.
 Sobre las 17.30 empezó a llover, mi peor pesadilla se estaba haciendo realidad, la ceremonia estaba pensada para que fuese al aire libre  y el coctel también. Pero gracias a todas ellas no me preocupé, nos pusimos a hacernos fotos, a saltar encima de la cama, hasta se metieron en la bañera, que locas jajaja, cada vez fueron llegando más Sandra, Cristina, Sandra “corte” jajaja, fotos y más fotos con todas ellas, y cuando me di cuenta había dejado de llover y pudimos hacerlo todo como estaba previsto.
Desde aquí quiero darle las gracias a FotografiArt Studio, por inmortalizar cada uno de estos momentos.
¿Preciosas verdad? que recuerdos más bonitos, disfruté de cada momento y creo que en las fotos se ve reflejado.
Ser felices!

Deja un comentario